Actualitat

Ursula Hirschmann: una mujer por y para Europa- Boccanfuso, S. (Icaria, 2021)

29 desembre 2021

Portada libro 424ox
Ursula Hirschmann fue cofundadora del "Movimiento Federalista Europeo" y de “Mujeres por Europa”, después de haber participado en su día en la génesis del “Manifesto di Ventotene”, texto fundacional del federalismo europeo.

La biografía de Ursula Hirschmann sorprende, ya que en su lectura queda patente que Hirschmann durante décadas quedó fuera del foco de la atención pública, a pesar de ser una de las personas protagonistas de dos momentos esenciales de la historia europea, como son el enfoque federalista de Europa, concebido durante la Segunda Guerra Mundial, y la participación política de las mujeres en el corazón de la construcción de este proyecto federalista.

 

En realidad, el libro podría haberse subtitulado, con toda justicia, “La mujer que siempre estuvo allí”. A pesar de las trabas, por razón de sexo, a las que tuvo que enfrentarse a lo largo de su vida, Hirschmann mantuvo siempre un alto nivel de compromiso político que en muchas ocasiones se plasmó a través de la relación intelectual que mantuvo con los que fueron sus maridos: el filósofo y político Eugenio Colorni y el político y periodista Altiero Spinelli. El compromiso político de Ursula Hirscmann fue muy temprano y, ya desde sus orígenes, estrechamente vinculado a la socialdemocracia y a las organizaciones socialistas. Su vinculación tardía al Partito Radicale italiano responde más al claro compromiso de esta organización con el federalismo europeo, de la mano de Marco Pannella, que a un cambio de fondo en las posiciones de Ursula.

 

De la importancia del personaje y de la necesidad de reparar los silencios sobre su contribución ideológica y política, tanto al federalismo europeo como a la participación feminista en la construcción del proyecto común continental, dan fe la gran cantidad de contribuciones que se han sumado para la edición española de la obra firmada por Silvana Boccanfuso.

 

La edición en castellano del libro contiene además la recopilación de las cartas de amor entre Ursula y Altiero, fotografías de Ursula en distintas etapas de su vida y diversas contribuciones que glosan tanto a la biografiada como a sus empeños políticos. Un libro que, sin ninguna duda, contribuye a llenar un vacío en la historia de la construcción del sueño de una Europa Unida.

 

La parte central de la biografía de Ursula Hirschmann la componen los tres capítulos dedicados a las principales etapas de su vida: primero su formación y contactos iniciales con la política,  a continuación la nueva vida que emprende a partir de su matrimonio con Eugenio Colorni, su paso por Ventotene y su implicación directa en los primeros pasos del federalismo europeo y la tercera etapa, cuando ya se encuentra en Bruselas acompañando al entonces comisario europeo Altiero Spinelli, en la que pone en marcha el movimiento “Mujeres por Europa” con el que culmina sus contribuciones ideológicas, políticas y organizativas.

 

1. Formación y primeros contactos con la política

Nacida en el seno de una familia de la burguesía alemana, de origen judío, Ursula era la mayor de tres hermanos. El siguiente en edad era el conocido economista Albert O. Hirschmann, candidato al Nobel del ramo en diversas ocasiones. La temprana vinculación con la política de los dos hermanos mayores cabe atribuirla al clima político de la República de Weimar y a la toma de consciencia de la necesidad de defender la democracia en Alemania frente a los populismos nacionalistas que la ponían en jaque. Muy particularmente, a defender la democracia de los ataques del naciente y creciente NSPD. El relativo desconcierto orgánico, dentro de las filas socialdemócratas del SPD y entre la militancia comunista del KPD, inclinó a los hermanos Hirschmann a afiliarse a las juventudes socialdemócratas como forma articulada de enfrentar la amenaza a la democracia que sentían crecer en el Berlín de los años 30. 

 

En julio de 1933, pocos meses después del despliegue de las primeras leyes antisemitas del gobierno de Hitler, Ursula decide abandonar Alemania y seguir los pasos de su hermano Albert, entonces estudiante en París. Esta decisión la tomó a los 19 años y fue clave para la disolución de la “identidad nacional” de los hermanos Hirschmann.

 

Las páginas escritas por Boccanfuso describen con claridad cómo la reacción de Ursula, al convertirse en activista en defensa de la democracia, provocó que primero fuera perseguida por antifascista, luego por progresista para terminar siendo, además, perseguida por el antisemitismo sistémico de la Alemania nazi.

 

En París, Ursula debe afrontar primero su supervivencia encontrando distintos trabajos que le permitieran, además de sufragar su vida, tener la documentación necesaria para residir legalmente en Francia. Es durante este período de su vida cuando entra en contacto con el antifascismo transnacional europeo. También es la época en la que madura su vínculo, personal, intelectual y político, con Eugenio Colorni a quien había conocido durante los años de este último en Berlín, como lector de italiano en la universidad.

 

De la correspondencia de esa etapa entre los futuros esposos destaca la discusión que mantienen sobre el dilema entre pensamiento y acción, inclinándose Ursula por la necesidad de llevar a la práctica las ideas que uno elabora y arrastrando a Colorni en esa actitud.

 

2. Una nueva vida

Pasado un tiempo, Ursula se reúne en Trieste con Eugenio Colorni para casarse con él. También Albert Hirschmann reside en la misma ciudad, al amparo de la ayuda que el bien posicionado Colorni le pudo ofrecer.

 

En Italia, además del aprendizaje de una nueva lengua que sumar al francés y a su alemán natal, Ursula sigue siendo objeto de la represión acumulativa del régimen fascista italiano: el matrimonio Colorni es perseguido por antifascista, socialista y por su origen judío.

 

De esa etapa, previa a la detención de Colorni y a su confinamiento en Ventotene, importa destacar el breve paso de Albert Hirschmann por la Guerra Civil española. Tras enrolarse en las Brigadas Internacionales, Albert regresó a Italia, a los pocos meses, manifestándose decepcionado por las disputas políticas internas de la izquierda antifascista. En particular por el asedio al que los estalinistas sometían a los partidos más cercanos al trotskismo.

 

Poco tiempo después de la deportación de Colorni a la isla de Ventotene, Ursula (embarazada de la segunda hija del matrimonio) sigue a Eugenio al confinamiento. Esta etapa, más allá de la dureza del encarcelamiento, resulta crítica para la evolución del pensamiento político de la pareja. Los vínculos establecidos con otros “residentes” forzosos de la isla (Altiero Spinelli, Ernesto Rossi y la esposa de este último, Ada) resultarán cruciales para la evolución política y personal de Ursula.

 

El resultado político más conocido de esa etapa es el Manifesto di Ventotene, cuya primera versión se dio a conocer en julio de 1941, con partes redactadas por Spinelli y Rossi, y cuya versión definitiva, publicada en 1944, cuenta con diversos añadidos debidos a la mano de Colorni. Este texto fundacional del federalismo europeo de matriz italiana planteaba, mientras aún rugían los cañones en suelo europeo, la necesidad de reconstruir Europa desde el federalismo como forma de superar los nacionalismos y creando unas instituciones comunes que garantizaran una política exterior y defensa común, la gestión de la economía y de los derechos sociales para todos los ciudadanos de Europa.

 

En este punto es bueno señalar que la biografía de Ursula Hirschmann no se hace eco de los debates que conllevó, después de la dura intervención del estalinismo durante la Guerra Civil española para “limpiar” de elementos disidentes a los partidos de izquierda, dentro de las distintas fuerzas políticas progresistas (mayoritariamente en la clandestinidad en una Europa invadida por las fuerzas nazi-fascistas) la firma del pacto Molotov-Ribbentrop y la posterior invasión de la URSS por las tropas del Eje.

 

Solo la breve referencia a la discrepancia de Albert Hirschmann con esta situación, que enfrentó durante su corta estancia en España, nos hace llegar el eco de ese debate y la ausencia del mismo, quizás por falta de documentos, en la presente biografía. No parece casual que la primera versión del Manifesto di Ventotene, llamando a los europeos a salvarse a sí mismos con una nueva articulación política supranacional, se difundiera pocas semanas después de que los ejércitos facciosos cruzaran la frontera de la URSS.

 

Tras la caída del régimen mussoliniano, los confinados en Ventotene pueden abandonar la isla y seguir su trabajo político en el continente. La relación entre Eugenio y Ursula ya se había deteriorado y siguieron por separado este nuevo periplo. Tras la muerte de Colorni, en 1944, Ursula contrajo matrimonio con Altiero Spinelli a quien ya le unía una intensa relación intelectual. El final de esta intensa etapa culmina con el fallido esfuerzo de reconstrucción federal paneuropeo. Esfuerzo en el que ni los países anglosajones ni la URSS de Stalin tenían demasiado interés que prosperaran. Hasta la aparición del Plan Marshall, en las etapas iniciales de lo que se conocería como “Guerra Fría”, no se empiezan a concretar los primeros pasos de la construcción del proyecto común europeo.

 

3. A la sombra del feminismo: “Femmes pour l’Europe”

Tuvieron que transcurrir casi tres décadas, cuando Altiero Spinelli fue nombrado Comisario de Industria de la Comunidad Económica Europea, para que Ursula retomara la actividad política en toda su intensidad. El viejo federalista tuvo que enfrentar, desde su nueva posición y en medio de una crisis cambiante (ruptura del dólar con el patrón oro) sucedida por una crisis energética (crisis del petróleo derivada de la guerra árabe-israelí del Yom Kippur), la necesidad de estabilizar el frágil edificio institucional europeo que temblaba sobre sus superficiales cimientos.

 

Entretanto, una Ursula Hirschmann desarraigada de su contexto sociopolítico italiano, emprende una nueva travesía política de la que ya no se bajará hasta el fin de sus días.

 

El planteamiento de Ursula es aprovechar la energía que alimenta la “segunda ola del feminismo” (aquella que se centró en el combate por eliminar las desigualdades reales) para alimentar un sueño federalista europeo impulsado por las mujeres.
 

La fundación de “Women for Europe” (“Mujeres por Europa”) se concretó en 1975, apenas un año después de la formulación de la idea y de su promoción entre los distintos círculos políticos. Este hecho da muestra de la enorme capacidad ideológica, política y organizativa de Ursula Hirschmann y permite hacerse una idea más clara de la influencia que ejerció en sus maridos durante los empeños políticos anteriores. En honor a la verdad, ambos reconocen, en sus memorias y escritos privados, las contribuciones de Ursula a sus respectivos trabajos y planteamientos. 

 

En síntesis, nos encontramos frente a la apasionante biografía de una protagonista y testigo de excepción de las etapas fundacionales del proyecto común europeo. Un proyecto que bebe, aunque sea indirectamente, de los primeros planteamientos federalistas incubados con el optimismo de la voluntad durante algunos de los momentos más duros de la historia del viejo continente.

 

El libro fue presentado en Barcelona el pasado 27 de noviembre por el ministro de Cultura, Miquel Iceta (ver enlace adjunto de la presentación del libro), quien, a propósito del carácter restitutivo de la obra,  señaló: “…conocíamos a sus dos maridos – Colorni y Spinelli- pero de ella no sabíamos nada…”

 

C.V.M.

 

 

Silvana Boccanfuso (Nápoles, 1966): doctora en Historia de la Integración Europea por la Universidad de Pavía. Ha centrado parte de sus investigaciones en el perfil político e intelectual de Ursula Hirschmann. En particular a la relación entre federalismo y feminismo que practicó Ursula. Boccanfuso ha escrito varios ensayos y ponencias sobre el tema.  En 2019 publicó la presente biografía de Hirschmann, acreedora del premio “Giacomo Mateotti” que otorga la presidencia del Consejo de Ministros de la República Italiana.