En la crisis sanitaria que estamos viviendo se pone de relieve el papel de la ciencia como solución a un problema global que sólo se puede resolver con el conocimiento científico. El conocimiento, la ciencia, la investigación y la innovación toman un papel clave en la solución de la pandemia pero también en el resto de retos globales que tenemos delante como el cambio climático, la seguridad, la alimentación o la movilidad y, por tanto, la ciencia y la innovación se convierten en primordiales, si no lo eran ya, para el futuro de la humanidad.

Universidad e investigación

  • Con el fin de generar conocimiento de calidad necesitamos un sistema de educación superior excelente, capaz de formar, captar talento y de generarlo. Una universidad pública de calidad que sea garantía de futuro. No nos podemos permitir mantener la baja inversión en nuestro conocimiento.
    • Aprobaremos un Plan de apoyo para aumentar la financiación y las inversiones en las universidades públicas catalanas, revirtiendo los recortes y recuperando la capacidad en todos los ámbitos propios de la universidad, acercándonos a los estándares europeos (2021-2024 1.500 M €).
    • Aumentaremos los recursos de las becas para garantizar que ningún estudiante deje los estudios universitarios por motivos económicos derivados de la crisis actual.
    • Dotaremos de más recursos las políticas de investigación con el fin de alcanzar el 2,3% del PIB en inversión pública, Potenciando sobre todo la valorización del conocimiento para generar riqueza y puestos de trabajo y combatir las desigualdades.
    • Aprobaremos una Ley de la Ciencia que permita generar un marco jurídico estable y compacto, y una gestión ágil y flexible para potenciar la investigación y la innovación.

Innovación

La innovación es el elemento central para el crecimiento de las organizaciones y empresas. Necesitamos un sistema de innovación ambicioso y potente para convertir en soluciones parte de la investigación que se genera en las universidades y los centros de investigación. Una política que cubra toda la cadena de valor, desde la investigación a la innovación, y orientada a la utilidad de lo que se investiga para que sea la parte principal de la solución en la apuesta industrial.

  • Diseñaremos un sistema de innovación potente y ambicioso dotándolo de la estrategia, los recursos necesarios, los instrumentos y los mecanismos para generar innovación desde las universidades y centros de investigación, pero también impulsándolo desde el sector empresarial con el objetivo de generar ventajas competitivas.
  • Estableceremos mecanismos y orientaremos recursos que permitan fomentar la I + D + i empresarial en sectores estratégicos, que deberán facilitar la competitividad empresarial multiplicando los esfuerzos.
  • Conseguiremos que los centros tecnológicos se conviertan en un verdadero acelerador de innovación en nuestro tejido económico conformado mayoritariamente por pequeñas y medianas empresas. Es imprescindible la colaboración de la universidad con los centros tecnológicos para acelerar estos procesos de innovación empresarial.

Política industrial y desarrollo territorial

Debemos recuperar el peso de la industria y reforzar nuestro acceso a productos básicos. Por ello, necesitamos una industria interdependiente, conectada a las cadenas globales de producción, pero resiliente y adaptable a las diferentes coyunturas y necesidades. Hay que priorizar y ser ambiciosos si queremos crear puestos de trabajo de calidad y estables en nuestro tejido económico.

  • Aprobaremos un Plan de choque y ayudas a los sectores más afectados por la crisis provocada por la Covidien-19, tales como la restauración, el comercio, el ocio nocturno y el turismo.
  • Reformularemos e incrementaremos los recursos del Pacto para la Industria, desde el diálogo social, para afrontar la nueva situación, garantizando una economía más competitiva basada en el conocimiento y generadora de puestos de trabajo estable y de calidad.
  • Aprobaremos una Ley de modernización e impulso de los Parques de Actividad Económica y de polígonos industriales, con el objetivo de llevar a cabo un desarrollo económico sostenible y de mejorar la competitividad con infraestructuras físicas e inteligentes, y generando nuevos servicios para las empresas instaladas y para atraer nuevas inversiones.
  • Fortaleceremos AVANÇSA como un instrumento de inversión pública, que permita la colaboración con el sector privado allí donde hay una oportunidad con el objetivo de fomentar el crecimiento y la consolidación de las empresas que aporten valor añadido al territorio, y generen puestos de trabajo de calidad.
  • Aprobaremos un plan con financiación de 500 M € (2020-23) para el sector de la automoción en Cataluña.

Actualidad