El PSC reclama al Gobierno que mantenga las becas comedor durante el verano

  • actualizado:
  • creado:

Jaume Collboni y Esther Niubó dicen que "hay que hacer frente de manera urgente al impacto social de la Covidien-19, y priorizar que las ayudas alimentarias lleguen a las familias vulnerables"

La situación de emergencia educativa derivada del cierre de los centros educativos debido a la pandemia de la Covidien-19 ha afectado gravemente la comunidad educativa y ha agravado las desigualdades sociales y educativas preexistentes por la pérdida de la escuela como elemento igualador. A día de hoy, son demasiadas las incertidumbres que todavía se ciernen sobre el inicio del próximo curso escolar y sobre la garantía de suficiencia alimentaria este verano, y hoy esta incertidumbre afecta las familias y la infancia vulnerables que requieren mantener a las ayudas de comedor que se proporcionan durante el curso, también los meses de verano.

 

Después de que el conjunto de fuerzas políticas con representación en el Parlamento de Cataluña aprobaran por unanimidad hace pocas semanas la Moción 168 / XII sobre la situación de emergencia educativa propuesta por el Grupo Socialistas-Unidos para Avanzar, que proponía, entre otros, "Dar cobertura a ayudas alimentarias para menores vulnerables, durante los meses no lectivos del verano de 2020, conjuntamente con el resto de administraciones, y utilizando también los fondos que se reciban del Estado, para garantizar que el alumnado en riesgo de exclusión social tenga cubiertas las necesidades alimentarias, con el mantenimiento de las tarjetas monedero o con otras fórmulas ", el Gobierno de la Generalitat todavía no ha dado respuesta de cómo y cuando facilitará estas nuevas ayudas alimentarias que de nuevo necesitan muchas familias a Cataluña.

 

Desde el mundo local, como siempre, y especialmente desde el inicio de la emergencia sanitaria, se han establecido las medidas necesarias para cubrir las necesidades alimenticias de niños y adolescentes, en el marco del cierre de los centros educativos. Por este motivo, desde el mundo local socialista, ya el pasado 23 de marzo más de 50 alcaldesas y alcaldes se dirigieron por carta al Presidente de la Generalitat para pedirle diligencia en el reparto de las tarjetas monedero para aquellas familias vulnerables beneficiarias de las becas comedor, que debido el cierre de las escuelas, no podían disfrutar de este servicio a los centros educativos, y denunciábamos que "no se podía comunicar una medida sin prever los mecanismos para llevarla a cabo y dejarla en manos de la buena voluntad de la administración local "y nos ofrecíamos de nuevo" en articular todas las propuestas que tengamos a nuestro alcance para garantizar que las ayudas lleguen a las familias. Pero al mismo tiempo reclamamos que hay que hacerlo de manera dialogada, acordada y coordinada ".

 

Algunos ayuntamientos como el de L'Hospitalet de Llobregat, Santa Coloma de Gramenet, Cornellà de Llobregat y Sant Boi de Llobregat han reclamado en un comunicado conjunto al Gobierno de la Generalitat que aclare cómo está previsto cubrir las necesidades alimenticias del alumnado en riesgo de exclusión social este verano. Hay que recordar que estas tarjetas monedero se entregaron a los alumnos beneficiarios de una beca comedor, vinculados a familias en situación de vulnerabilidad social, en el marco del Real Decreto-ley de 12 de marzo, de medidas urgentes para responder al impacto económico de la Covidien-19.

 

Además, el pasado 18 de junio, el Parlamento de Cataluña aprobó la Moción 168 / XII, para afrontar la situación de riesgo debido a las consecuencias de la crisis sanitaria el que el exigía al Gobierno el siguiente compromiso: "Dar cobertura a ayudas alimentarias para menores vulnerables, durante los meses no lectivos del verano de 2020, conjuntamente con el resto de administraciones, y utilizando también los fondos que se reciban del Estado, para garantizar que el alumnado en riesgo de exclusión social tenga cubiertas las necesidades alimentarias, con el mantenimiento de las tarjetas monedero o con otras fórmulas ". Por todo ello, y en un momento de crecimiento de los casos de infancia en riesgo de exclusión, que según datos de Save The Children se acercan a un niño de cada 3, estamos ante una nueva muestra de descoordinación y desinformación entre las Consejerías de Educación y de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, porque desde el mundo local se desconoce si se mantendrán estas ayudas, y con qué fórmula.

 

"Desde el municipalismo socialista exigimos al Gobierno de la Generalitat que de una vez asuma sus responsabilidades. Hay que hacer frente de manera urgente al impacto social de la Covidien-19, y priorizar que las ayudas alimentarias lleguen a aquellas familias vulnerables que lo necesitan y que no pueden esperar hasta septiembre. Muchos niños y niñas dependen de esta ayuda para hacer una comida saludable al día. Urge que el gobierno implemente la ayuda en colaboración con los Ayuntamientos ", Según explica Jaume Collboni, Secretario de Política Municipal.

 

"Hoy llueve sobre mojado, porque después de que los ayuntamientos tuvieran que redirigir sus recursos por el reparto de estas tarjetas monederos, y que hace ya 6 semanas que ha finalizado el curso escolar, ahora el gobierno de la Generalitat se desentiende de la necesidad de garantizar una comida a la infancia vulnerable durante el verano, y además piensa recuperar el saldo pendiente de las tarjetas monedero distribuidas durante el curso a sus beneficiarios ", Añade Esther Niubó, Secretaria de Educación.

 

 

Paraules clau: