Actualidad

"Percibo en el PSC la ilusión y las ganas de ordenar Catalunya"

19 septiembre 2022

entrevista a Salvador Illa a l'Endavant!

entrevista a Salvador Illa, por L'Endavant!

Salvador Illa recibe al Endavant en su despacho en el Casal Socialista Joan Reventós un viernes a media mañana. Por delante un fin de semana con la agenda llena: pasará por la Feria de Teatro en la Calle de Tàrrega, visitará la comarca del Baix Camp y participará en los actos institucionales de la Diada. La agenda del primer secretario del PSC y ninguna de la oposición en Catalunya da tregua.

P. El Congreso del pasado mes de diciembre que lo escogió primer secretario y situó a Miquel Iceta en la presidencia reorganizó y fortaleció la estructura de la organización. ¿El PSC pasa por uno de sus mejores momentos?

R. Del Congreso salió un PSC más fortalecido y muy ilusionado. Miquel Iceta hizo una gran labor al frente del partido en un período muy complicado. Hemos dado un paso adelante; somos el primer partido de Catalunya y percibo la ilusión de la militancia cuando asisto a los actos. Ganas de ordenar políticamente Cataluña. Los últimos eventos, la pandemia, la situación de guerra en Ucrania, han situado en el centro nuestra agenda política socialdemócrata.

P. Arranca un curso político con una larga precampaña municipal que será la antesala de unas elecciones generales antes de terminar el 2023 y una posible convocatoria electoral en Cataluña por la inestabilidad del Govern. Cómo afronta el PSC este sprint electoral?

R. La organización está preparada. Las elecciones municipales son nuestras elecciones, los y las socialistas llevamos el municipalismo en nuestro ADN. Estamos haciendo un esfuerzo muy importante para que haya una papeleta socialista o progresista al máximo de sitios posible. Ahora hay que estar enfocados de forma prioritaria al gobernar allá donde gobernemos y al ser alternativa sin tropezar allí donde no hemos tenido ocasión de gobernar.

P. Se ha hecho coincidir este inicio de curso con la campaña de afiliación #elpoderdelarosa. ¿Por qué es momento de sumarse a la causa socialista?

R. La rosa es un símbolo de unidad y esperanza. Es importante que Cataluña busque más lo que une a los catalanes que lo que nos divide. Ahora hace falta fortalecer la organización y hacerla crecer, porque sin un partido fuerte no podremos conseguir los logros que nos hemos propuesto, aumentar nuestra presencia en el ámbito municipal y conseguir gobernar Cataluña.

P. Este año largo liderando la oposición ha puesto de manifiesto un estil Illa de mano tendida, de entendimiento y de colaboración. ¿Es necesario reivindicar la política constructiva?

R. No es el tiempo de la política que algunos han puesto tan de moda de la confrontación por la confrontación. La nuestra es una política útil, intentar resolver los problemas de los ciudadanos y ser muy respetuoso con el resto de formaciones políticas. Continuaremos esforzándonos en construir una alternativa. Hay un Gobierno que no funciona, está dividido, está peleado y me preocupa que ese conflicto crónico se traslade a las instituciones de nuestro país.

P. Después de 10 años de proceso parece que el diálogo se abre camino de la mano de la apuesta por el reencuentro por parte del Gobierno de España con algunas dificultades en Cataluña. Qué le falta al diálogo para terminar de abrirse paso.

R. Abrir un diálogo entre catalanes. Acordamos un proceso de diálogo en Cataluña con tres patas: a través de la Comisión Bilateral, a través de la mesa de gobiernos Generalitat-Estat y potenciar la mesa de partidos catalanes, que Torra convocó y reunió en dos ocasiones. La Bilateral y la mesa de gobiernos está en marcha, la mesa de partidos no, Aragonés no la ha convocado. No quiero pensar que ERC y Aragonès incumplirán sus compromisos, afectaría a su credibilidad. No entiendo la exigencia de diálogo por parte de ERC y Aragonès y lo que piden justamente no lo practican.

P. Esta apuesta socialista decidida contrasta con la política con la que ha mostrado el nuevo líder del PP, Núñez-Feijóo. ¿Cómo valora sus primeros meses?

R. Ha sido una decepción. Es una persona que venía con credenciales aparentemente más constructivas, pero los hechos no le acompañan. Este PP bloquea la renovación de cargos en la justicia, lo que representa incumplir la Constitución, dejando ver tentaciones de aprovecharse de la situación en Catalunya, con expresiones muy subidas de tono, en lugar de ayudar a resolverla.

P. El inicio del curso político nos ha traído una novedad editorial, El año de la pandemia. ¿Quiere ser un manual de instrucciones para futuras crisis?

R. Es mi visión de un año muy complicado de la historia reciente de España y un homenaje a los ciudadanos por cómo logramos superar esta etapa, a los profesionales sanitarios y de servicios, a mis colegas del Consejo de Ministros y consejeros y consejeras de las comunidades autónomas. El libro es también una reivindicación de la política y las instituciones. En ese año fue imprescindible la sanidad, la ciencia, el papel de la industria farmacéutica, las industrias esenciales, el tejido académico… pero finalmente las últimas decisiones correspondieron a las instituciones políticas, a la política en mayúsculas.

Correr, series, tiempo en familia y lectura

“Para conseguir desconectar del día a día y tener tiempo para mí hago cuatro cosas: hacer deporte, estar con los míos, ver series – aunque es difícil encontrar aquella que me enganche – y leer, últimamente me ha gustado la biografía de Tarradellas que ha escrito Joan Esculies.

¿Qué está viendo ahora?

Estoy en busca de material, aunque no descarto repasar algún capítulo de The Crown, estos días muy actualidad después de la muerte de Isabel II”.