Actualidad

El PSC lleva las deficiencias de la asistencia sanitaria del Berguedà en el Parlament

22 2021 octubre

El grupo parlamentario PSC-Units considera que el servicio es "poco claro" y le falta "transparencia"

El grupo parlamentario del PSC ha presentado, a instancias de la diputada Asunta Escarp y el diputado Cristóbal Gimeno, cinco preguntas referentes a las políticas de Salud que afectan al Berguedà en el Parlament de Catalunya. En concreto, los socialistas queremos conocer los horarios y profesionales que tiene adjudicados, sean médicos, de enfermería o de administración de cada municipio. También los que tiene la comarca en su conjunto, y las líneas telefónicas existentes, así como los profesionales que las atienden. Por último, el grupo parlamentario ha exigido que se hagan públicas también las quejas y denuncias recibidas por carencia o deficiencias en el servicio.

Los socialistas remarcamos que estamos cansados ​​de escuchar y recibir quejas y peticiones por las deficiencias en materia de asistencia primaria, que consideramos "poco clara" y con carencia de transparencia desde hace 10 años.

Manifestamos que en el Berguedà existen unos efectivos siempre insuficientes, especialmente en los últimos años, hasta el punto de querer cubrir con pocos profesionales, toda la comarca. De ahí que muchos pueblos tuvieran unas pocas horas a la semana de servicio presencial, y sufrieran cambios e interrupciones cuando el profesional que les tocaba, hacía vacaciones, estaba de baja o había acumulado más municipios de los posibles a llevar.

Las carencias de profesionales en especialidades como pediatría, ginecología, psicología, y otros, es constante, hasta el punto de tener en algunos momentos, un solo profesional para toda la comarca. Si ésta era la nota dominante en los últimos años, la llegada de la pandemia ha comportado el cierre puro y simple de todos los consultorios médicos. Toda la asistencia primaria, básica para hacer frente a problemas globales, quedó reducida a los servicios centralizados en el Ambulatorio de Berga, y con algunos muy reducidos en alguno de los CAP, existentes. Sin embargo, siempre infradotados en personal y material.

La asistencia sufrió fuerte impacto con graves problemas para llegar a ser atendidos. Por falta de personal y por imposibilidad de contactar con ellos, mediante los teléfonos disponibles. O estaban colapsados ​​o estaban descolgados, por imposibilidad de poderles atender. La recuperación del servicio presencial, hacía prever, un regreso a la situación prepandemia. No ha sido éste el caso. Por el contrario se ha querido justificar un fuerte recorte de efectivos y horarios de asistencia en todos los municipios, mediante cambios de horarios y reducción de servicios.

Por último, subrayamos que hay en toda la comarca un descontento y una indignación por unos recortes, que no vienen justificados por ningún parámetro. Por el contrario, una comarca, altamente envejecida y dispersa, necesita una fuerte y bien atendida red de asistencia primaria. Y no aceptamos que quiera ahorrarse en Salud lo que el Gobierno de la Generalitat gasta en otras cuestiones no prioritarias. Nos remitimos a las respuestas para iniciar nuevas actuaciones, en este ámbito de especial relevancia, en una comarca rural como la del Berguedà.