Actualidad

Acto del PSC con Patxi López (12/11/2022)

Noviembre 12 2022

Salvador Illa y Patxi López en la sede del PSC

Intervención del primer secretario del PSC, Salvador Illa en el acto con Patxi López, sábado 12 de noviembre de 2022 en el Casal Socialista Joan Reventós

Muy buen día, compañeras y compañeros,

Ministros, Miguel, Raquel, bienvenidos;

Portavoz del grupo socialista en el Senado, Eva Granados, bienvenida;

Diputados, senadores del PSC, Alícia Romero, portavoz del Parlamento, bienvenida;

Alcaldes y alcaldesas, compañeras y compañeros, bienvenidos a este acto del PSC.

Y muy bienvenido, Patxi,

La verdad es que es una alegría y una ilusión tenerte aquí en tu condición, claro que sí, de portavoz del grupo socialista en el Congreso de los Diputados. Felicidades por ti trabajo. Pero, sobre todo, en tu condición de representante del socialismo vasco. Socialismo, el vasco, tan relevante para el conjunto del socialismo español y tan relevante para el conjunto del socialismo catalán.

Relevante porque he sido, y sigue siendo, ejemplo de convicciones. ¡Qué fácil es proclamarlas, las convicciones, cuando se sabe que no se pondrán a prueba! Pero ustedes, tantos años, pusisteis a prueba, día a día, vuestras convicciones, y no vas dudar ni un momento en mantenerlas.

Porque soy ejemplo de tenacidad, de no rendirse, de levantarse cada mañana para defender un proyecto político.
Porque soy y he sido ejemplo de perseverancia. Porque es verdad que, en algunos momentos, parecía que no había salida en el país vasco. Y perseveráis, día tras día, hasta conseguirlo.
Porque he sido y soy ejemplo de sacrificio. Pensando siempre en el interés de un proyecto político colectivo, más que en la individualidad de lo que a mí puede convenirme, y arriesgándolo todo, todo – patrimonio y más cosas.
Y porque he sido y soy ejemplo de generosidad. De mirar hacia adelante cuando os diste cuenta de que mirar sólo hacia atrás quitaba a un callejón sin salida. De generosidad para superar situaciones de enquistamiento. Y de generosidad para avanzar, para que avanzara el País Vasco y para que avanzara el conjunto de España.

Y tú, Patxi, jugaste un papel, con tus compañeras y tus compañeros, pero tú en especial, jugaste un papel clave en todo esto. Fuiste Lehendakari de tu comunidad autónoma. Y fuiste un defensor acérrimo del país vasco. Yo me acuerdo, en una visita tuya – ya no eras Lehendakari –, en un acto político del PSC en La Llagosta – tú no te acordarás, pero yo me acuerdo mucho porque me impresionó – y hablábamos un poco, y defendiste de una forma que yo no había visto nunca el concierto vasco. ¡Vamos, parecía que te habían robado algo!
Se puede ser buen vasco, se puede defender el autogobierno vasco y ser, a la vez, muy buen español.

Y quiero que sé que tú y que los socialistas vascos que los valores que haya defendido y que siguiera defendiendo han inspirado mucho a los socialistas catalanes estos últimos años. Los hemos tenido muy presentes así que, muy bienvenido, esta es tu casa, querido Patxi, bienvenido a la sede del PSC.

Y hemos organizado este acto político contigo, esta semana, porque ésta ha sido una semana muy especial. Una semana importante. Una semana muy relevante.
Porque ha sido una semana de avance.
Ha sido una semana de avanzar.
Ha habido dos grandes eventos esta semana. Dos grandes cosas.
La primera, en primer lugar, ha habido dos muy buenas noticias económicas. Una, en el ámbito del PERTE del vehículo eléctrico y conectado, con el anuncio de Volkswagen-Seat de aceptar las ayudas del Gobierno de España y de apostar por España y Cataluña.

El otro anuncio que conocimos los jueves, tras un comida de trabajo con su consejero delegado con el presidente del Gobierno, de CISCO, esta multinacional, de fijar en España, en Cataluña, en Barcelona en concreto, una importante sede de desarrollo de chips en la Europa.
Dos noticias que no vienen caídas del aire. Ah, mira, qué casualidad, que son fruto de un trabajo constante y de las que debemos aprender algunas cosas.
La primera de ellas, lo primero que nos hacen pensar estas dos noticias, es el dinamismo de Cataluña, de su sociedad, de la sociedad catalana, de la empresariada que tenemos en Cataluña, de su tejido de innovación, de nuestras universidades. Lo estoy viendo estos días con los contactos que estamos teniendo, que hemos intensificado con la sociedad catalana. La sociedad catalana es dinámica, quiere avanzar. Mirar hacia adelante. Por eso estas dos importantes compañías, Volkswagen y CISCO, deciden implantarse en Cataluña y en Barcelona.

La segunda es la importancia, el valor que tiene el espacio público compartido de 450 millones que es Europa. Porque estas dos decisiones vienen acompañadas de fondos europeos, de dinero que viene de Europa. Ya lo vimos en la vacunación no hace tanto. Los fondos europeos, tener presencia, estar al corriente, levantarse bien – has mencionado un importante hito hoy, de un tercer desembolso de fondos – Europa, este espacio público compartido, es esencial. Y nuestro presidente juega un papel muy relevante en Europa en número de nuestra familia y en número del gobierno de España. Sí, hay que saber inglés, es verdad. Y hay que estar, y hay que sentarse en las taules, y no hay que levantarse, y es tedioso, y son reuniones largas, pero hay que estar. Y el inglés va muy bien, es casi obligatorio para estar allí.
Y la tercera cosa que aprendemos es el liderazgo. La importancia del liderazgo, en este caso del gobierno de España. Del ministerio de Industria, en el caso de Seat-Volkswagen, de la ministra Reyes Maroto, a la que le agracemos los socialistas catalanes el esfuerzo que ha hecho. También nos sentimos orgullosos del papel de nuestro compañero Raúl Blanco, secretario general de industria. Reconocemos también el papel de Manuel de la Rocha, quien coordina en la Moncloa los fondos europeos.

Esto es estar en las cosas de la vida. Esto es estar en las cosas que importan a los ciudadanos. Esto es trabajar para que Cataluña, España y Barcelona avancen. Liderazgo, con una visión – ¡ojo! – compartida de España, pensando en todos los territorios, no sólo en una parte de España, que España es mucho más que una parte, que España es diversa, es plural.
Aprendemos también la importancia de colaborar entre territorios. Porque este PIERTE del vehículo eléctrico conectado beneficia a la Comunidad Valenciana y nos alegramos por los compañeros de la Comunidad Valenciana. Y ha hecho un gran trabajo nuestro compañero Ximo Puig. Y beneficia también a Navarra, y nos alegramos también por los compañeros de Navarra y por María Chivite, que también ha hecho un gran trabajo. Y colaborando juntos hemos mejorado.

Y, efectivamente, nos enseña también la importancia, el papel relevante, que tienen las comunidades autónomas, cada una jugando su papel. Valencia, Cataluña, Navarra, cada una jugando su papel. Y dejemos de lado esta ridícula carrera de apuntarse éxitos. Hemos visto a Alicia esta semana en el Parlament de Catalunya, “esto es gracias a…”, oye, das gracias a todos. Se mérito de todos. En primer lugar, de la sociedad española, de la sociedad catalana, valenciana y navarra. Se mérito de trabajar. Y no tengamos por reconocer el papel de la cooperación, que cooperando vamos siempre mejor y ganamos todos.

Nos enseña también la importancia de tener ciudades dinámicas como Barcelona, ​​que miran hacia adelante, porque CISCO ha querido venir a Cataluña, España y Barcelona en concreto. La importancia del cosmopolitismo, la importancia de abrirse al mundo, de no tener por mirar y competir con el mundo. La importancia también del mundo local.
Pero, sobre todo, lo que nos enseñan estas dos decisiones tan importantes es el futro. Que hay futuro. ¡Porque son inversiones, estas dos, la de Volkswagen y la de CISCO, para el futuro, en un mundo que está cambiando muy rápido, con cambios de mucho calado, y las dos son inversiones de futuro!

La primera nos conecta con el vehículo nuevo, con la transformación impresionante que existe en el mundo de la automoción. Y se va a realizar esta transformación desde España, desde Cataluña, desde Valencia, desde Navarra. Nos conecta con el nuevo vehículo, que va a ser distinguido de lo que conocemos. Es una inversión de futuro.

Y la segunda, qué decir, los chips. Si estamos viendo la importancia estratégica de Taiwán. Como estamos necesitando construir aquí y diseñar aquí chips y se va a hacer aquí, en Barcelona, ​​en Cataluña, en España. Son inversiones de futuro que nos indican que existe futuro.
Hay futuro si estamos juntos en la Europa.
Hay futuro si estamos juntos en España.
Hay futuro si estamos juntos en Cataluña.
Y hay futuro si estamos juntos en Barcelona.
Con estabilidad, con diversidad, reconociendo la diversidad de Barcelona, ​​Cataluña, España, Europa, pero juntos.
Y con serenidad. Sin apavientos. Cono calma. Con convicción, pero con serenidad.
¡Claro que hay futuro!

Y la segunda noticia relevante de esta semana, la segunda decisión de esta semana tiene también que ver con el futuro, claro que sí, compañeras y compañeros. Tiene que ver con el futuro y con el sentido común. Con el futuro, con el sentido común y con la sensatez. Es el anuncio que hizo el presidente del Gobierno el jueves y que tú, Patxi, rubricaste el viernes entrando en el registro del Congreso, junto con Unidas Podemos, pues una proposición de ley para actualizar el Código Penal. Ésta es una buena medida. ¡Claro que es una buena medida! Es una muy buena medida. No es una buena, es una muy buena medida.

Lo es, en primer lugar, porque responde a un compromiso, que algunos le olvidan. Fue un compromiso del presidente del Gobierno, en su discurso de investidura. Se comprometió a actualizar el Código Penal y cumplión. Porque es una persona, el presidente del Gobierno, que tiene por costumbre hacer esto. Mira que bien. De cumplir lo que se comprometa a hacer. ¡Que vayan aprendiendo!

Toman en consideración lo que pasó hace quince años. ¡Claro que sí! Porque un tipo delictivo que se escribió hace 200 años, como nos ha recordado Patxi, no se había prácticamente aplicado nunca recientemente, hace cinco años tuvimos que aplicarlo. Y claro que es de sentido común tener en cuenta esta experiencia y aprovechar los durísimos momentos que vivimos – que no hablamos de oído, nosotros, que estábamos aquí – los durísimos momentos que vivimos para actualizar el Código Penal. Y es de sentido común, si se actualiza el Código Penal, mirar lo que ocurre en los países de nuestro entorno. No miraremos lo que pasa en el Congo Belga, miraremos lo que pasa en Francia, en Alemania, en Italia y en Bélgica, claro que sí, en los países de nuestro entorno. Y es una buena medida y de sentido común.
Y quiero hacer algunas consideraciones sobre esta medida. La primera es la siguiente: no se despenalizan conductas que se dieron en 2017 ni se desprotege a España, ni mucho menos. Siga vigente en el delito de Rebelión. Las conductas de 2017 tienen tipificación penal: desordenes públicos agravados, con sanciones muy importantes, en coherencia y en concordancia con las de nuestro entorno europeo. Y por si a alguien se le ha olvidado, sigue vigente el artículo 155 de la Constitución Española. Y ni amnistía ni nada de eso. Lo repito para que quede claro. ¡Ni amnistía ni nada de eso!

Y quiero aún ser un poquito más claro para tampoco haya lugar a dudas. Si a alguien se le ocurriera volver a hacerlo, volvería a actuar el Estado de Derecho, y los socialistas catalanes estaríamos otra vez junto al Estado de Derecho. Generosidad, toda; Ingenuidad, ¡ninguna!
Quiero decir también que reformar el Código Penal no es desjudicializar. Desjudicializar es que la política ocupe el espacio propio de la política, con respeto al poder judicial, al que respetamos. Y hacer política es legislar, para eso está el Congreso de los Diputados; para eso está el Parlament de Catalunya; para eso están los parlamentos autonómicos. Hacer política es legislar y legislar es el espacio propio de la política.
Y el instrumento de la política, en efecto, es el diálogo. Es el instrumento propio de la política. Y también un requisito esencial en política es la credibilidad. Cumplir lo acordado. Por cierto, acordamos abrir un diálogo entre catalanas y todavía estamos esperando a que se cumpla. Y ya va siendo hora.
Y de este hecho, de esta decisión, de esta medida que anunció el presidente y que se implementó por parte tuya, Patxi, podemos sacar algunas lecciones o algunos aprendizajes. Yo voy a enumerar tres.

En primer lugar, es una reivindicación de la política útil. Esto es una reivindicación de la política útil. De la política útil, que significa política constructiva, que soluciona los problemas, que no se instala en la confrontación permanente. Y efectivamente, Patxi, yo le pido al Partido Popular un poquito de humildad. Un poquito bastante de humildad en el Partido Popular. Y le recuerdo al Partido Popular que, en el 2017, en momentos muy complicados, los socialistas catalanes y españoles estuvimos donde tuvimos que estar. Y decimos apoyo a medidas muy complicadas. Y a menos que ellos no tengan altura de miras ni extiende a la altura de lo que tiene que hacerse para solucionar lo de Cataluña. Y las advierto a los líderes nacionales del Partido Popular que hablar de oídos de Cataluña no deben hacerlo. En Cataluña se está. Cataluña se pisa. Cataluña se recorre. En Cataluña se viene a escuchar y aprender. A hablar de huidas de oídas de ahí les aconseja que no lo hayan mucho.

Y también les pido a los independentistas un poquito de humildad. Bastante de humildad. Y las recomiendo que miren a la Cataluña entera. En toda Cataluña. Que dejen de mirar sólo a una parte de Cataluña, que todos somos catalanas, que todos queremos formar parte y formamos parte de las instituciones catalanas. Que miran a la Cataluña entera y que dialogan con toda Cataluña y no sólo con una parte de Cataluña. También les pido un poquito de humildad.
Y la política útil es también la política respectuosa. Del respeto. En primer lugar, respeto por los hechos. Respeto también por los adversarios políticos, por los que pensamos distinguido. Y también respeto por el Estado de Derecho, que nunca se suspende. El Estado de Derecho se piedra esencial de todo régimen democrático.

Y la política útil es también política creíble, que cumple lo acordado, no lo olvidan.
También nos enseña la decisión que ha tomado el Gobierno de España, el presidente y el grupo socialista con Unidas Podemos de impulsar esta proposición de ley, lo que es el liderazgo político. Algunos dicen “¿pero esta medida va a tener un beneficio electoral sí o no?” pues ésta no es la pregunta que hay que hacerse, compañeras y compañeros. Ésta no es la pregunta que hay que hacerse justamente. La pregunta que debe hacerse es “¿esta medida conviene? ¿es una medida que favorece la convivencia? ¿es una medida que favorece al bien común? ¿Es una medida que favorece al interés general?” Esto es lo que hace un gobernante serio. Un gobernante serio actúa. Un líder político actúa. Un líder político se mueve. Un líder político avanza, no se amaga tras una encuesta ni se amaga en el contexto porque ahora no toca. Un líder político actúa y avanza sin miedo, en base a sus convicciones. Y esto es lo que está haciendo el presidente del Gobierno.

Y un líder político asume su responsabilidad y la explica a la ciudadanía y asume que haya gente que no esté de acuerdo con lo que hace. Pero esto es lo que hace un líder político. Y, por cierto, ya lo hicimos en esta materia, ya lo hizo el presidente del Gobierno el 22 de junio de 2021, y es un orgullo para los socialistas catalanes que hubiera dos personas de nuestro partido, Miquel Iceta y Raquel Sánchez, en este Consejo de Ministros que aprobó unas medidas de gracia.
Por cierto, porque algunos no sé si se han dado cuenta: el PSC nunca ha puesto a nadie en prisión. Quienes han entrado ha sido por lo que hicieron. Y el PSC ha contribuido a que algunos, hoy, ya no estén en prisión. Quede clarito.

Y hay también una lección de convivencia, de concordia, de futuro, de superar con esta medida una situación de confrontación sin renunciar al Estado de Derecho. De superar el resentimiento. Hay en Cataluña todavía muchos líderes instalados en el resentimiento y también, por cierto, ya bastan lecciones morales. Basta de lecciones morales. Nosotros no lo damos, tampoco lo recibimos. No damos pero tampoco recibimos lecciones morales. Y también aviso: no entraremos en una guerrilla de provocaciones. Tenemos un camino fijado, los socialistas catalanes, en favor de la concordia, en favor de pasar página, en favor de hacer avanzar a Catalunya y nada, nada, nada, ni siquiera algunas provocaciones, nos desviarán de ese camino.

Es también una lección para mirar hacia delante. Para mirar al futuro. Pendientes, o teniendo muy presente, lo que es Europa. Por eso esto es una medida muy acertada. Y por eso los socialistas catalanes le damos apoyo sin fisuras. Estamos convencidos de que es lo que hay que hacer. Y yo pido confianza. Pido confianza. Pido no tener por. Tampoco rencor, pero no tener por.
Y perdonad que me exprese en esta petición explícita que debo confianza y no tener por con cierta contundencia e incluso con una desacostumbrada contundencia en mí. Pero yo me paseo por Cataluña. Yo veo lo que pasa por Cataluña. Yo escucho lo que pasa, lo que me dicen los catalanes con los que me reúno. Yo palpo el oír de los catalanes.
He estado estas últimas semanas en Lleida. He estado en Tárrega. He estado en Barcelona, ​​en Amposta, en Tortosa, en Tarragona, en Valls, en Girona y veo lo que me dicen los ciudadanos. No hablo de oídas. Piso el terreno. Y la gente quiere pasar página a Cataluña. La sociedad catalana está pasando página. La gente pide en Cataluña más Europa. La gente pide en Cataluña más España. Sí, esa España plural y diversa de la que hablabas tú, Patxi. Esa España es la que pide la gente en Cataluña.

La gente pide también más Cataluña. Cataluña entera. No una parte de Cataluña, la Cataluña entera. Pide más autogobierno. Y la gente pide que estemos juntos. La gente me demana a mí que estemos juntos, los catalanes, los españoles, los europeos. Que nos centremos en los problemas reales.

Los que soluciona la noticia de Volkswagen-Seat.

Los que soluciona la noticia de CISCO.

El día a día de la ciudadanía.

Y piden que leamos a acuerdos. Piden que ya saben que no nos pondremos de acuerdo en todo, pero que, en lo que podamos, nos pongamos de acuerdo para hacer avanzar al país.
Por eso estamos dispuestos, por eso estamos dispuestos a llegar a un acuerdo por los presupuestos, no a empezar la negociación. Yo no sé lo que quieren hacer. Nosotros estamos dispuestos, yo no sé a lo que esperan. Pero el 1 de enero del 2023 Cataluña no tendrá presupuestos y eso sólo tiene un responsable: señor Pere Aragonès. Usted es el responsable de que el 1 de enero no haya un presupuesto en Cataluña, porque desde el 1 de enero le estamos diciendo que puede tener un presupuesto si cuenta con nosotros.

Y Catalunya tiene mucho futuro, compañeras y compañeros. Cataluña tiene mucho futuro. Yo lo veo. En Cataluña se debe ordenar la política. La política catalana está desordenada: el gobierno ha colapsado. No ha funcionado. Lo advertimos. Nunca nos hubiéramos pensado que pasara ni tan rápido ni de una forma tan dramática, casi diría, con tanto enfrentamiento. Se debe ordenar el Parlament de Catalunya: no puede que, por pica peleas de partidos, no tengamos una presidencia en plenitud de funciones.
Y hay que poner también orden en la sociedad catalana, que reclama seguridad. Por cierto, lo peor – y lo digo con todo el respeto hacia él, que le tengo mucho – el peor consejero de interior en la historia del autogobierno de Catalunya tiene el nombre de Joan Ignasi Elena. Es por eso, no por nada más, es por eso que le pedimos, con todo el respeto, sin grosor, con todo el respeto, vete a tu casa. Porque te tenemos cariño a ti, Joan Ignasi, pero tenemos más a los mossos d'esquadra. Y nunca, como ahora, había habido tantas injerencias políticas en los mossos d'esquadra. Es decir que, Juan Ignacio, en tu casa.

Y compañeras y compañeros, el PSC, es verdad, no tiene soluciones mágicas. El PSC, es verdad, no tiene soluciones milagrosas. Pero el PSC tiene una misión fundacional: trabajar por la unidad civil de Catalunya. Y el PSC está llamado a jugar un papel importante en la política catalana y en la política española. Sin prisas. Sin buscar ninguna ganancia personal ni partidista. Construyendo, sumando, ordenando, ordenando, trabajando con humildad, con modestia y declinando en todos los posibles tiempos de futuro 6 verbos:

Escuchar, ir a los sitios, respetar, proponer, acordar y cumplir. Cumplir lo acordado. Sin miedo. Sin arrogancia. Con convicción, con valores, con optimismo, con ilusión y sí, Patxi, con esperanza, porque es lo que quiere Cataluña, es lo que quiere España.

Muchas gracias, compañeras y compañeros, y hasta siempre.