Salud

La salud es un derecho, no un privilegio. Por un modelo público garantía de igualdad, universalidad y calidad de los servicios.

Imatge il·lustrativa de 'Salud'

La aprobación de la Ley General de Sanidad en el año 1986, impulsada por el socialista Ernest Lluch, permitió la implantación de un sistema sanitario donde cada uno aporta según su capacidad y recibe según su necesidad. Un modelo equitativo que garantiza el acceso universal y lo hace en condiciones de igualdad, calidad y eficacia. La protección de la Salud es un derecho de ciudadanía, universal y gratuito, y no un bien privado ni un privilegio.

Debemos volver a alcanzar los niveles de calidad del sistema público de salud en Cataluña que se han perdido a golpe de recortes, ajustes, privatizaciones encubiertas y despidos, poniendo en riesgo las garantías sanitarias y la vida de las personas. 

 

Un sistema centrado en las personas

  • Consideramos que la salud es un valor social de primer orden y un derecho fundamental de ciudadanía que debemos preservar y garantizar para conseguir una sociedad más justa y con más igualdad social.
  • Defendemos un Sistema Nacional de Salud de financiación pública con garantía de acceso universal y basada en la equidad personal y territorial. En este sentido, impulsaremos la derogación de toda la legislación estatal que recorte la universalidad, la equidad y el acceso a la atención sanitaria y la prestación farmacéutica a la ciudadanía.
  • Aprobaremos un Plan de Choque de tiempo máximo de espera garantizado para asegurar la calidad y equidad en el acceso a todos los servicios sanitarios, asegurando que los tiempos de espera serán iguales para toda la población, independientemente del lugar en el que vivan.
  • Promoveremos una atención a la salud cercana, individualizada y rápida, adaptada a la persona y a su estado de salud, e integrando todas las líneas asistenciales para facilitar la continuidad de la atención.
  • Adecuaremos la oferta de atención sanitaria y social a las necesidades de las personas, a través de la integración de servicios, en especial respecto a la atención a la dependencia.
  • Fortaleceremos la capacidad resolutiva de la atención primaria para solucionar a nivel de ambulatorio el mayor número de patologías posible.
  • Garantizaremos a la ciudadanía el acceso a toda la información sobre su salud, de manera clara y entendedora.
  • Universalizaremos la receta electrónica y la historia clínica compartida a todos los niveles asistenciales y a todos los centros de salud.
  • Impulsaremos un consenso en la selección de medicamentos entre las diferentes líneas asistenciales.
  • Renovaremos las coberturas del sistema sanitario, adecuándolas al nuevo conocimiento científico, las nuevas patologías y las nuevas necesidades de la sociedad.
  • Definiremos tres niveles de participación ciudadana:
    • Como ciudadanos y ciudadanas: crearemos el Consejo General de Participación en Salud, dando una amplia representación a los agentes sociales y cívicos de la ciudadanía.
    • Como pacientes: potenciaremos los pacientes expertos en todos los ámbitos posibles, sobre todo en el abordaje de las enfermedades crónicas.
    • Como colectivo de afectados: se establecerán convenios plurianuales de colaboración entre las asociaciones y el Departamento.
  • Apostamos porque cada hospital de referencia de las áreas de salud disponga de un Defensor del Paciente para atender a sus reclamaciones.
  • Impulsaremos la integración de los voluntarios y voluntarias en los centros de salud y hospitales, colaborando en el proceso asistencial.

Reforzar la prevención y protección de la salud

  • Restableceremos la Agencia de Salud Pública de Cataluña (ASPCAT), como instrumento esencial para potenciar las políticas de prevención, seguridad ambiental y alimentaria, control de epidemias y para desarrollar todas aquellas otras competencias de su ámbito que mejoren el estado de salud presente y futuro de la población.
  • Crearemos un Programa Integral de Educación alimentaria, para hacer frente al sobrepeso y la obesidad.
  • Volveremos a potenciar una visión de la salud mental integran en la atención e integradora en la sociedad.
  • Reforzaremos el papel de las oficinas de farmacia, con un papel más activo como agentes de salud en el ámbito comunitario y como puertas de entrada al sistema sanitario.

Reforzar el papel de los profesionales y su reconocimiento

  • Fortaleceremos el protagonismo de los profesionales sanitarios y garantizaremos la recuperación de sus condiciones laborales y salariales.
  • Impulsaremos un plan de lucha contra la precariedad laboral de todos los profesionales del sector sanitario que incluya una nueva planificación para los centros de salud con la finalidad de eliminar las condiciones laborales abusivas, las jornadas de 24h y los excesos en la temporalidad.
  • Estableceremos un nuevo modelo retributivo para todos los profesionales sanitarios, fijando una proporción máxima de 1 a 10 entre el sueldo más bajo y el sueldo más alto, y criterios retributivos similares en todas las instituciones sanitarias financiadas con dinero público. 
  • Estableceremos un sistema común de reconocimiento de la carrera profesional de todos los trabajadores y trabajadoras del sector para mejorar sus condiciones retribuidas y facilitar la movilidad.
  • Aseguraremos la formación continuada a los profesionales, y los centros facilitarán el ejercicio de la docencia y la investigación por parte de los profesionales sanitarios.
  • Fomentaremos la exclusividad de los profesionales en el sistema nacional de salud de Cataluña y su participación en la toma de decisiones clínicas y de gestión.
  • No permitiremos la convocatoria de más concursos para gestionar áreas básicas de salud. Nuestro objetivo es que toda la atención primaria sea de responsabilidad pública.

Fortalecer la calidad de la atención sanitaria

  • Impulsaremos un plan de choque para poner al día las instalaciones y la tecnología de los centros de salud.
  • Estableceremos unos parámetros comunes de calidad en la atención sanitaria, con objetivos de transparencia y garantía de igualdad de resultados en salud de la ciudadanía a nivel territorial.
  • Desarrollaremos políticas sobre los medicamentos basadas en la calidad, la racionalización de prescripciones y su seguimiento eficiente.
  • Promoveremos la ubicación en Barcelona de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, como reflejo de la posición líder de Cataluña en industria farmacéutica y en investigación biomédica.
  • Apostamos por conseguir la máxima contribución de los medicamentos en la mejora de la salud, garantizando la financiación a los medicamentos innovadores.
  • Reforzaremos el papel de la Agencia de Calidad y Evaluación Sanitaria de Cataluña (AQUAs), para velar por la mejora continuada de la calidad de las políticas de salud y evaluar el impacto en salud de tecnologías, técnicas o productos sanitarios con rigor científico.
  • Apostaremos por la investigación en salud, por su impacto sobre la calidad del sistema sanitario, como motor económico y también como eje fundamental de las políticas de salud del Gobierno:
    • Apostaremos por una perspectiva integral de la investigación, apoyando su desarrollo en ámbitos más allá del biomédico: enfermería, fisioterapia, psicología, terapia ocupacional, etc.
    • Promoveremos la innovación en el campo de los nuevos medicamentos, conjuntamente con un acuerdo para su financiación que asegure su acceso a los pacientes dentro del sistema sanitario público.
    • Haremos una evaluación crítica del valor real de los nuevos medicamentos respecto de las alternativas fuera de patente.

Modernizar el sistema sanitario catalán, preservando su carácter público

  • Garantizaremos una asignación económica estable y suficiente para volver a liderar el esfuerzo en gasto sanitario respecto a las otras comunidades autónomas del Estado.
  • Blindaremos el papel del Instituto Catalán de la Salud (ICS) como prestador público de servicios sanitarios.
  • Reclamaremos al Gobierno del Estado el traspaso del patrimonio de la Seguridad Social de todos los centros del ICS, elaborando un plan de inversiones de modernización de las instalaciones y la tecnología.
  • Promoveremos que los instrumentos de financiación y compra de medicamentos estén en manos de las comunidades autónomas y la participación de estas en la regulación de los precios.
  • Constituiremos un grupo de provisión pública con el ICS, consorcios y empresas públicas para conseguir la máxima eficiencia en la provisión de servicios y la aplicación de economías de escala en la gestión.
  • Recuperaremos y fortaleceremos la gobernanza del sistema de salud e impulsaremos medidas de transparencia de la gestión en todo el sector. Reforzaremos especialmente la regulación y el control para garantizar la no colisión de intereses y para evitar el riesgo de desigualdades en el trato entre centros o instituciones sanitarias.
  • Estableceremos la obligación del rendimiento público de cuentas en todo el sector: resultados económicos y en salud, transparencia e información de la actividad, servicios, personal, presupuestos y retribuciones.
  • Promoveremos, dentro del sistema sanitario y los centros sanitarios, la diferenciación de los costes y la financiación de asistencia, salud pública, investigación y docencia.
  • Aseguraremos la participación de los ayuntamientos en el sistema sanitario, con especial consideración para aquellos que tradicionalmente han participación en la gestión de entidades sanitarias.
  • Consideraremos a todos los prestadores de servicios públicos de salud - aquellos que son financiados por el dinero de toda la ciudadanía - como centros públicos a efectos de control, transparencia y rendimiento de cuentas.
  • Impulsaremos que en los centros de salud y hospitales de la red pública, las actividades sanitarias que estén incluidas en la cartera de servicios obligatorios por el Gobierno de la Generalitat solo se puedan ofrecer por la vía de la cobertura pública, a excepción de los seguros obligatorios.
  • Regularemos la prestación de servicios sanitarios no incluidos en la cartera pública de servicios en todos los hospitales de la red.
  • Impulsaremos una nueva Ley de Salud de Cataluña que incluirá los siguientes elementos:
    • Transparencia en la gestión de recursos públicos y la obligación de rendimiento de cuentas público.
    • Limitar las empresas privadas no sanitarias a líneas de servicios no sanitarios (limpieza, seguridad, construcción).
    • Desburocratización de los centros.
    • Simplificación de la administración sanitaria, eliminando duplicidades.
    • Participación en diferentes niveles de la ciudadanía, de los usuarios y usuarias y del voluntariado.
    • Participación de los profesionales en la gestión de los centros.
    • Códigos éticos para los gestores y profesionales, y una normativa sobre incompatibilidades de altos cargos durante y al final de su mandato.
    • Priorización en el modelo de atención del principio de subsidiariedad.

 

El Grupo Parlamentario Socialista solicitó la celebración de un pleno monográfico en el Parlament de Catalunya, que tuvo lugar los días 17, 18 y 19 de junio, para debatir en profundidad sobre la salud del sistema sanitario catalán. Los y las socialistas catalanes lo tenemos claro: "Amb la salut no s'hi juga". 

Ficheros adjuntos: